... somos el río de Heráclito, quien dijo que el hombre de ayer
no es el hombre de hoy y el de hoy no será el de mañana.
Cambiamos incesantemente y es dable afirmar que cada lectura de un libro,
que cada relectura, cada recuerdo de esa relectura, renuevan el texto.
También el texto es el cambiante río de Heráclito.

Jorge Luis Borges.

18 de junio de 2011

Reseña. La Colmena. Camilo José Cela.

La primera vez que leí "La Colmena" era muy joven  y me resultó un libro difícil. Tuve la suerte de releerla recientemente, y cambió por completo la idea que tenía de ella. Con más de trescientos personajes, sin otro hilo argumental que sus vidas cotidianas en el Madrid de los primeros años de la década de los 40, constituye un retrato fiel de la miseria de esa época, sobre todo miseria moral, en la sociedad del nacional-catolicismo. Se publicó en Buenos Aires en 1951 por no superar la censura en España, donde pudo llegar en los años del tardofranquismo. Para leer esta novela, como si de un cuadro expresionista se tratara, hay que dar un paso atrás para tener una visión de conjunto.

Altamente recomendable para aquellos que dicen añorar tiempos que no vivieron ni conocen cómo los vivieron aquellos a los que la historia tuvo a mal situar en esos años. Transcribo un párrafo a continuación:

"Hay algunas chicas muy simpáticas, las de tres duros; no son muy guapas, ésa es la verdad, pero son muy buenas y amables, y tienen un hijo en los agustinos o en los jesuítas, un hijo por el que hacen unos esfuerzos sin límite para que no salga un hijo de puta, un hijo al que van a ver, de vez en cuando, algún domingo por la tarde, con un velito a la cabeza y sin pintar. Las otras, las de postín, son insoportables con sus pretensiones y con su empaque de duquesas; son guapas, bien es cierto, pero también son atravesadas y despóticas, y no tienen ningún hijo en ningún lado. Las putas de lujo abortan, y si no pueden, ahogan a la criatura en cuanto nace, tapándole la cabeza con una almohada y sentándose encima."

No hay comentarios:

Publicar un comentario