... somos el río de Heráclito, quien dijo que el hombre de ayer
no es el hombre de hoy y el de hoy no será el de mañana.
Cambiamos incesantemente y es dable afirmar que cada lectura de un libro,
que cada relectura, cada recuerdo de esa relectura, renuevan el texto.
También el texto es el cambiante río de Heráclito.

Jorge Luis Borges.

3 de noviembre de 2011

Campaña ecléptoral.

 


   Esta noche, a las doce, comienza la campaña electoral, para desgracia de millones de españolitos que además de aguantar con la que está cayendo, tendremos durante quince días que soportar a señores que habitualmente visten de traje en mangas de camisa repartiendo sonrisas, parabienes y besos a los niños, a la par que sueltan promesas imposibles para las almas ingenuas y hostias sin consagrar para el enemigo político.

   En la sede del Partido Popular ya han comprado y puesto a enfriar el cava, para brindar la noche del 20 de noviembre. Cava catalán, por si acaso no obtuvieran la mayoría absoluta. Esa noche, entre rosario y rosario por los difuntos ausentes, brindarán desde el balcón de la calle Génova por el futuro de España, si es que lo tiene.

   En la Conferencia Episcopal han comprado para la ocasión champán francés, del caro. Y es que tienen seguro la mayoría absoluta, puesto que su jefe no tiene rival. Tan es así que como es poseedor de la verdad absoluta no necesita convocar elecciones. Todo el que no piense igual que Él está equivocado (y no me estoy refiriendo a un señor con bigote, melena y muchos músculos llamado Anzar por sus amigos más íntimos).



Miserere mei, Deus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario