... somos el río de Heráclito, quien dijo que el hombre de ayer
no es el hombre de hoy y el de hoy no será el de mañana.
Cambiamos incesantemente y es dable afirmar que cada lectura de un libro,
que cada relectura, cada recuerdo de esa relectura, renuevan el texto.
También el texto es el cambiante río de Heráclito.

Jorge Luis Borges.

13 de febrero de 2012

¿Mienten todos los boleros?






2 comentarios:

  1. Efectivamente, y como siempre, llevas razón. Los villancicos, objetivamente, mienten. Es como un gran cuento infantil anclado en nuestra cultura, en nuestra tradición judeo-cristiana, como un ovillo deshilachado que se enreda en los alambres de la imaginación infantil, y que por más cuidado que tengas para arrancarlo, indefectiblemente deja parte de sus hilos pegados para siempre en el cerebro.

    En los boleros, sin embargo, la mentira es subjetiva, y la mayoría de las veces una mentira piadosa. En el amor y en el desprecio, en la espera y en el abandono, en la ausencia y en el éxtasis, siempre hay alguna pequeña mentira, quizá involuntaria.

    ResponderEliminar