... somos el río de Heráclito, quien dijo que el hombre de ayer
no es el hombre de hoy y el de hoy no será el de mañana.
Cambiamos incesantemente y es dable afirmar que cada lectura de un libro,
que cada relectura, cada recuerdo de esa relectura, renuevan el texto.
También el texto es el cambiante río de Heráclito.

Jorge Luis Borges.

8 de julio de 2013

Espera inacabada.




     En África empezó el viaje humano en el mundo. Desde allí emprendieron nuestros abuelos la conquista del planeta. Los diversos caminos fundaron los diversos destinos, y el sol se ocupó del reparto de los colores.

     ... nos resulta imposible creer que en aquellos tiempos remotos el mundo entero era nuestro reino, inmenso mapa sin fronteras, y nuestras piernas eran el único pasaporte exigido.

Eduardo Galeano.









     La mujer está sentada en la playa desde que se puso el sol. Sola, oscura, única. Su  mano tensa y sudorosa se aferra al teléfono móvil con tanta fuerza que ya no le duele. Hace cuatro días que sonó por última vez, cuatro días desde que su amado Ahmed la llamó para decirle que comenzaba su travesía por el Estrecho, que por fin partía de nuevo a su encuentro, para luchar junto a ella por una vida distinta, para que pudieran juntos soñar sus hijos y para que éstos tuvieran derecho a soñar en futuro.

     El mar tiende hacia la mujer derrumbada sus brazos negros de espuma blanca, la promesa de un arrullo, de aliviar su pena en su frío regazo. Para robarle a la arena sus lágrimas y llevarlas lejos, muy lejos, llevarlas a todas las costas, a todos los acantilados, a la desembocadura de todos los ríos. Como un trofeo, un nuevo botín en su interminable y antigua lucha por decidir el destino de los hombres.

     No habrá otra noche más. Únicamente las estrellas y la luna, blanca como la espuma del mar, saben que ya no habrá más espera. A la mañana, los primeros bañistas encontrarán un viejo teléfono móvil abandonado en la arena, mojado y roto. Indolentes, pensarán que alguien lo perdió, involuntariamente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario