... somos el río de Heráclito, quien dijo que el hombre de ayer
no es el hombre de hoy y el de hoy no será el de mañana.
Cambiamos incesantemente y es dable afirmar que cada lectura de un libro,
que cada relectura, cada recuerdo de esa relectura, renuevan el texto.
También el texto es el cambiante río de Heráclito.

Jorge Luis Borges.

26 de diciembre de 2015

De aquelarres y modelos de familia.





"el hijo tiene derecho a proceder de una relación de amor entre sus padres y nunca como fruto de un aquelarre químico de laboratorio".


     La frase procede del documento publicado por el obispo de Córdoba, titulado Navidad y familia, quien con manifestaciones como esta presta apoyo, sin pretenderlo, a quienes propugnamos una sociedad más laica. Su anacronismo y su carácter reaccionario son evidentes, y demuestran hasta qué punto hay sectores dentro de la iglesia católica desfasados con respecto a la moral imperante aun dentro del propio catolicismo. Por supuesto que los hijos tienen derecho a una relación de amor entre sus padres, pero en ocasiones se dan circunstancias que lo impiden, como un divorcio, o un accidente de trabajo, o un cáncer. Por no hablar de los hijos de puta, que también se ven privados de este derecho, aunque no sean fruto de una pipeta de laboratorio sino de una transacción comercial. Resulta ilustrativo, a la par que cómico, que un señor que dice convertir el pan en carne y el vino en sangre use el término de aquelarre químico para referirse a la fecundación in vitro. No me queda más remedio que acordarme de Marge Simpson cuando exclama: ¿qué clase de personas civilizadas se comen el cuerpo y beben la sangre de su salvador?


    
     Hay además otra parte del documento que no tiene nada de comicidad y que algunos medios de comunicación han obviado mencionar. Falta apenas una semana para terminar el año 2015 y en España ha habido 54 asesinatos de mujeres por violencia machista, a más de otros tres casos en investigación. Estos crímenes han dejado un total de 49 huérfanos de madre y han costado también la vida a tres menores. Y el obispo de Córdoba en su carta dice esto:



     "Cuanto más varón sea el varón, mejor para todos en la casa. Él aporta particularmente la cobertura, la protección y la seguridad. El varón es signo de fortaleza, representa la autoridad que ayuda a crecer. La mujer tiene una aportación específica, da calor al hogar, acogida, ternura. El genio femenino enriquece grandemente la familia. Cuanto más mujer y más femenina sea la mujer, mejor para todos en la casa".





3 comentarios:

  1. No son de este mundo, y el que pregonan no me gusta. Descerebrados con un micrófono, eso son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiados micrófonos, incluido este tan pequeño. Quizá la solución sea dejarlos clamar solos en su desierto. Un abrazo, Emilio.

      Eliminar
  2. "el hijo tiene derecho a proceder de una relación de amor entre sus padres y nunca como fruto de un aquelarre químico de laboratorio".
    Ya se lo dije yo a mi suegra, que cómo iba a educar yo a mis hijas en una religión que las considera "un aquelarre químico de laboratorio".

    ResponderEliminar